Tortugas Baulas que nacen en Playa Grande Guanacaste, toman ‘autopista rápida’ para ir a altamar

Liberación de Tortugas

Santa Cruz Guanacaste. En  Playa Grande en Guanacaste, los fuertes vientos que soplan entre las montañas ayudan a las crías de tortuga baulas a estar poco tiempo en la costa y tomar una ‘autopista rápida’ que las lleve hasta altamar.

Este es un mecanismo de sobrevivencia, ya que los depredadores abundan cerca de la costa y las crías procuran llegar lo más pronto al agua porque solo una de 1.000 se convertirá en adulta.

Los remolinos costeros que se forman por el soplar del viento permiten a estas tortuguitas ser transportadas hasta el área marina conocida como Domo de Costa Rica o Domo de Centroamérica.

Esta es la hipótesis de George Shillinger, investigador de la Universidad de Stanford, quien estudia la ruta migratoria de las tortugas baula (Dermochelys coriacea) que anidan y nacen en playa Grande de Guanacaste.

De hecho, los vientos provenientes del Atlántico Norte –que pasan por el Lago de Nicaragua y la cordillera volcánica de Guanacaste– coinciden con los períodos de alta anidación de la tortuga baula (diciembre a febrero) así como los períodos de nacimiento y dispersión de crías (enero a abril).

“Estos remolinos potencialmente sirven como ‘autopistas’ para las crías, proporcionando un medio de transporte rápido hacia altamar lejos de la depredación así como un refugio productivo en el que las tortugas recién nacidas pueden desarrollarse”, detalla un informe de MarViva que cita los estudios realizados por Shillinger.

Tras su pista. Playa Grande es uno de los proyectos piloto que forman parte del Programa de Marcaje de Especies Pelágicas del Censo de Vida Marina, ya que es una de las principales playas de anidación de la tortuga baula. Por eso se le considera una ‘playa índice’.

Gracias a 20 años de investigación realizada ahí, los científicos ya conocen la ruta que siguen las hembras después de desovar.

“Les pusimos marcas satelitales y luego del primer año de estudio, vimos que estas hembras seguían un corredor desde la playa de anidación hasta las islas Galápagos, pasando por Isla del Coco”, comentó Shillinger.

A partir de ese rastreo, se observó  que los quelonios se desplazaban cerca del domo.

Este es un área marina a 300 kilómetros del golfo de Papagayo, donde la combinación de vientos y corrientes marinas propician el afloramiento de aguas frías que son ricas en nutrientes, lo cual hacen que sea un oasis para las especies en medio del océano.

Según Shillinger, el domo da la posibilidad a las tortugas adultas de moverse a aguas más frías cuando sufren calor (estrés térmico).

“Como reptiles que son, las tortugas regulan su temperatura corporal haciendo ajustes de comportamiento”, explicó el investigador.

Shillinger también sospecha que esa gradiente térmica podría tener un efecto en el movimiento de las crías que nacen en la playa.

“Cuando uno ve los números de playa Grande y los compara con otros de playas índice, se ve cómo esta playa da mayores oportunidades a las crías de llegar lo más lejos de la costa”, dijo.

Los años perdidos. La hipótesis es que hay una conexión entre la playa de anidación y el domo que podría explicar la ‘adolescencia’ de las tortugas baula.

“Esto basado en lo que sabemos del domo: un área muy productiva que provee de refugio, algo que las crías andan buscando”, manifestó  el científico.

Shillinger infiere que las crías, tras abandonar la playa, permanecen sus primeros 20 años en el domo, alimentándose y creciendo. “Esa fase se conoce como ‘los años perdidos’ y van desde que la cría abandona la playa hasta que vuelve como adulta a anidar. Esos son entre 20 y 25 años”, dijo.

Tratar de conocer más sobre esta etapa de vida es la siguiente meta de investigación.

Shillinger pretende poner marcas acústicas en los neonatos, así como receptores en la playa que detectan cuando una tortuga está cerca. También, se trataría de seguir la pista a las tortuguitas desde un bote equipado con receptores.

“Eso nos daría una pista de por dónde abandonan la playa, a qué velocidad y cuanto tiempo están allí”, comentó.

En una etapa posterior, se les pondrían transmisores satelitales para conocer su recorrido ya en el mar.

Para Shillinger, en la medida en que se conozca más sobre la baula se contará con información científica que permita tomar mejores medidas de manejo, así como diseñar una zonificación de usos por parte del ser humano que sea sostenible.

Fuente: http://michellesotom.blogspot.com

Hora de publicación: 6:52 PM

- Publicidad -

Leer más

Estructura de Concreto Colapsa y Aplasta Niño en Bagaces

Bagaces Guanacaste. El colapso de una estructura de concreto cobró la vida de un niño identificado como Sebastian Vargas, la mañana de este lunes. El...

CNE Anuncia alerta naranja para los cantones de: Liberia, Bagaces, Carrillo y Cañas

Guanacaste.  La situación epidemiológica que enfrenta nuestro país amerita que las autoridades establezcan alerta naranja como medida para contener los casos y...

Dunia López Candidata a Síndica de Lujo por el Distrito de Filadelfia

Filadelfia Guanacaste. Dunia Cecilia López Lara de 53 años de edad, casada, madre de tres hijos y vecina de Filadelfia Carrillo Guanacaste, es candidata...

Reciente

Intervenirlo Urgentemente Así califica Lanamme Estado del Puente la Amistad

San José. El Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) calificó el día de ayer urgente intervenir el Puente la Amistad. Los ingenieros del Lanamme...

Diputado Ernesto Chavarría asegura que los lagartos “son una plaga” en la provincia de Guanacaste

El diputado Ernesto Chavarría, del Movimiento Libertario (ML) y que representa a la provincia de Guanacaste en el Plenario, aseguró que los lagartos son...

Playa Tamarindo Buscará Optar por el Premio Bandera Azul Ecológica

Playa Tamarindo Guanacaste. La Cámara de Comercio y Turismo de Playa Tamarindo (CCTT) tomó el acuerdo de presentar la candidatura de ese centro turístico...
Ir al contenido