Ministerio de Educación Pública, reportan un aumento “exagerado” de casos por Bullying

Ministerio de Educación Pública, reportan un aumento “exagerado” de casos por Bullying

La Contraloría de Derechos Humanos del Ministerio de Educación Pública (MEP) ya había reportado un aumento considerable en las denuncias por matonismo o bullying, sin embargo, el último corte reveló que en menos de un mes aumentaron en 72 los casos confirmados.

Este dato resulta alarmante para las autoridades de educación pues ya superó el total de denuncias que recibieron durante todo el 2012, las cuales contabilizaron 59.

El último corte que tiene el MEP, con respecto a las cifras de este 2013, es hasta agosto. De los casos atendidos 43 corresponden a bullying físico y verbal, otras 23 exclusivamente a bullying verbal y en menor número los casos de ciberbullying que ascendieron en seis.

En esta ocasión, la Jefa de la Contraloría de Derechos Humanos, Rocío Solís, aseguró que el aumento es “exagerado” y que esto se debe en parte a que tanto los estudiantes como los padres tienen mayor información sobre la diferencia entre las conductas normales de los adolescentes y las situaciones de bullying.

“Se ha hecho mucha divulgación y se han estado haciendo muchos foros, eso ha hecho que la gente diferencie muy bien, el reconocimiento de lo que es el acoso. Ya saben la diferencia entre el acoso escolar y la agresión, los padres preguntan más y saben que si ponen la denuncia se les va a dar un seguimiento y una solución”, comentó Solís.

En cuanto a la resolución de los casos, los adolescentes son remitidos a la red de servicios de salud o clínicas privadas y universidades que colaboran con el MEP para darles la atención psicológica necesaria.

Estudios realizados por la Escuela de Orientación y Educación Especial de la Universidad de Costa Rica determinaron que la mayoría de veces los matones justifican la agresión con las frases: “es que me cae mal”, “es más débil” o “es más pasivo”, lo que refleja un desequilibrio de poder en el perfil de las víctimas y los victimarios.

El ministerio también trabaja en la sensibilización en las aulas tanto en profesores como estudiantes con la aplicación de guías con pasos para saber cómo actuar en estos casos.

Sin embargo, la psicóloga de la Escuela de Orientación y Educación Especial, Hannia Cabezas, aseguró que el acoso no termina en la denuncia sino que, una vez que el agresor se da cuenta de que se puso en evidencia se vuelve más violento. “Es una de las cosas por las que muchos niños no lo denuncias, es cuando los padres, orientadores y profesores no saben qué es lo que está pasando”, agregó la especialista.

En el país se carece de estudios profundos y centralizados sobre el tema, tanto el MEP como las universidades estatales y diferentes agrupaciones se dedican a valorar el comportamiento y las variables que influyen para que la interacción de los jóvenes se torne cada vez más violenta.

Los casos de matonismo pueden ser denunciados al correo electrónico derechosestudiantiles@mep.go.cr.

Fuente: crhoy.com

 

- Publicidad -

Leer más

Reciente

Ir al contenido